Crónica de una muerte anunciada

Gabriel García Márquez, máximo exponente de la corriente literaria llamada realismo mágico, publicó en 1981 una novela llamada Crónica de una muerte anunciada. La novela, inspirada en un hecho real, narraba cómo se comete el asesinato de un hombre: Santiago Nasar. Pese a que todo el pueblo conoce las intenciones de sus asesinos, nadie intenta evitarlo o avisar al afectado, por lo que finalmente muere.

Este es un libro cuyo final conocemos desde el principio, en el que no es el final lo importante, sino el desarrollo de la novela misma. El final no tiene relevancia porque, básicamente, Santiago Nasar muere varias veces en el mismo libro; es decir, se narra varias veces desde distintos puntos de vista la muerte del protagonista.

Algo así es lo que está pasando a la prensa estos días desde que el 21 de marzo, Adolfo Suárez Illana anunciara que a su padre, el expresidente Suárez, le quedaban aproximadamente 48 horas de vida. La prensa, como si de carroñeros se tratase, ya ha matado en varias ocasiones al presidente Suárez. El anuncio de su muerte ha funcionado, casi, como su verdadera muerte. De hecho, incluso le ha restado valor: el anuncio de su futuro deceso no causará tanto “dolor” o sorpresa colectiva como si no lo hubieran anunciado previamente. Ya nos estamos haciendo a la idea de que, en palabras del doctor Guillén que recoge EFE, “Suárez se apaga lentamente”.

Sigue leyendo

Anuncios

Facebook: “¡Me gusta!”

Eso debió pensar Mark Zuckerberg en el momento en el que se le ocurrió comprar el servicio de mensajería instantánea más extendido del mundo: Whatsapp. Por unos 13.800 millones de euros (19.000 millones de dólares), la empresa -que acaba de cumplir diez años- adquiría la aplicación más descargada (con permiso de Candy Crush y el difunto Flappy Bird) del mercado.

Sigue leyendo

¿Qué está pasando en Venezuela?

Esta pregunta, en apariencia sencilla, probablemente sea una de las más difíciles de contestar en la política internacional actual. Se podría responder con un simple “revoluciones ciudadanas contra la dictadura”, y sería verdad en parte, pero solo haríamos referencia a una pequeña parte del problema. Para intentar aclarar toda la situación, haremos referencia a las noticias publicadas en distintos medios y a una entrevista a una periodista en el interior: L. L., que nos aportará su punto de vista de la situación del país.

Indudablemente, lo que ocurre en Venezuela ha hecho saltar las alarmas internacionales. Ya sea por las vidas humanas que se hayan perdido (14, hasta ahora, entre ellos estudiantes e incluso una Miss) o los Derechos Humanos violados; o ya sea por las consecuencias que traería el derrocamiento del Gobierno en la geopolítica mundial. Al igual que lo que está ocurriendo en Ucrania, son muchos los intereses en echar a Maduro de la presidencia venezolana (no hay que olvidar que es uno de los países más ricos del mundo por su cantidad de petróleo. En palabras de nuestra entrevistada, siendo irónica, “cuando termine el petróleo, morimos“).

Pero partamos desde el principio. ¿Cuál es el contexto en el que se producen las revueltas en los múltiples Estados venezolanos?

Sigue leyendo