Espe se va de marcha

Parodiando esta mítica película de los años 90, quizá sin intención, Esperanza Aguirre consiguió atraer la atención de todos los medios. El día 3 de abril era un día apacible en la ciudad de Madrid. El ajetreo, común, de cientos de personas caminando y miles de coches circulando por la Gran Vía fue interrumpido por un “evento” protagonizado por la lideresa.

Espe se va de marcha, y es literal. Tras aparcar su coche (el ya conocido Toyota Versus de color blanco) en un carril bus para acudir a un cajero, y el agente de Movilidad intentar ponerle la correspondiente multa; Esperanza Aguirre hizo caso omiso de la orden de detenerse, metió primera y salió. El vehículo de la presidenta del Partido Popular derribó en su huida la moto del agente de Movilidad, lo cual fomentó la persecución.

 

Espe se va de Marcha. Álvaro Celorio y @Haaltg

Espe se va de Marcha. Álvaro Celorio y @Haaltg

Este es un relato bastante resumido de lo que ocurrió allí, y se puede leer de forma más exhaustiva en el informe de la policía municipal. Allí se detallan cómo ocurrieron los hechos, por qué aparecieron los guardias municipales en una actuación propia de Movilidad, y por qué se sumó también la Guardia Civil.

Una vez conocida la noticia, comenzó un tour de Esperanza por distintos medios para comentar su versión. Podría redactarlo, pero creo que es mucho mejor (y más divertido) el rally que hicieron en El Intermedio. En ellos, explicó su lo que ocurrió según ella y justificó su “mala acción” porque le habían robado la cartera en la Gran Vía. También dijo que se dio a la fuga ya que “los medios sólo querían una foto” en la que aparecían multándola.

Tras pedir disculpas en varias ocasiones en diversos medios de comunicación, el martes 8 de abril Esperanza convocó a los periodistas a una rueda de prensa en la que daría las explicaciones oportunas. Allí, afirmó que, pese a lo que se había dicho, tenía todos los papeles” y que “la documentación estaba en regla”. Asimismo, restó importancia a su infracción de tráfico, habiendo temas más importantes como la Gürtel, Eguiguren (presidente del PSE; quien dijo que en Madrid se vivía mejor con ETA) o la Gürtel.

Desde el PP, ha sido defendida por varios de sus miembros. Sobre todo por algunos de Nuevas Generaciones, como su presidenta en la comunidad; o miembros del actual gobierno madrileño, como Lucía Figar (Educación). Aunque también ha habido importantes voces críticas, como la de Ana Botella. La alcaldesa, a la sazón jefa de los agentes de Movilidad, defendió que “la justicia es igual para todos” y que “los agentes de Movilidad tienen presunción de inocencia”, como recogía El Mundo.

El PSOE se preguntó por qué no se le practicó a Aguirre una prueba de alcoholemia mientras que IU, aprovechando la polémica del secretario general de NNGG de Madrid, Ángel Carromero, afirmaba que Esperanza le “enseñó normas de circulación”.

Hay gente que, sin embargo, todavía se cuestiona el porqué de la repercusión de un hecho aislado que a cualquier ciudadano podría ocurrirle. Diferentes medios de la caverna mediática hablan de una conspiración para derrocar a Aguirre. Quizá, sin irnos por teorías rocambolescas y conspiranoicas, podríamos decir que se trata del hecho de que Esperanza Aguirre sigue siendo la presidenta del Partido Popular en la Comunidad de Madrid, y que su sueldo lo pagamos entre todos los españoles. Es un personaje público y político y, por lo tanto, ha de ser también ejemplar. ¿Qué habría ocurrido si una persona cualquiera (entiéndase cualquiera que no sea Esperanza Aguirre) hubiera cometido dicha infracción y se hubiera largado del lugar del incidente? ¿Qué habría pasado si, en el transcurso de dicha operación, hubiera arrollado la moto de un agente de la autoridad -los agentes de Movilidad son, en efecto, una autoridad cuando actúan frente a una ilegalidad. Y más cuando estaban acompañados de policías municipales, como demostró el parte-.

De momento, el PSOE preguntará en el Senado al ministro del Interior por qué Esperanza Aguirre cuenta con escolta de la Guardia Civil (lo que explica que seis agentes se presentaran en su casa a detener a una sexagenaria: Movilidad, Municipal y Guardia Civil).

Además, la causa ya está judicializada. El juzgado de instrucción número 14 de Madrid y su juez, Carlos Valle, serán los encargados de instruir la causa. Ahí se determinará si su acto constituye un delito de desobediencia o una falta contra el orden público. Si se determina que es un delito, al no estar aforada -dejó su escaño en la Asamblea de Madrid junto al cargo de presidenta- su caso sería juzgado en un tribunal penal común y no en el Tribunal Superior de Justicia de Madrid.

Lo que podría parecer una “causa general” contra la presidenta, ha tomado un cariz más serio. Quién sabe si Esperanza se arrepienta ahora mismo de haber metido primera. Seguro que le apena no poder dar marcha atrás.

Anuncios

2 comentarios en “Espe se va de marcha

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s