Los años que vivimos PPeligrosamente

“Y los ERE, ¿qué?”. Cualquier persona -no muy- ducha en actualidad política sabrá que el debate sobre la corrupción que ensombrece España se suele basar en un y tú más. Muchos políticos parecen ajenos al hecho de que los ciudadanos reclamemos mayor transparencia y honradez políticas; que queramos saber qué hacen con un dinero que nos pertenece al conjunto de los españoles.

La corrupción y la decencia no entienden de colores, siglas o partidos políticos. La mala hierba crece en los jardines más cuidados, y es la responsabilidad de los jardineros que ésta no estropee la belleza de su jardín. Que no termine con su trabajo. Que quienes contemplan el esfuerzo de estos trabajadores no lo vean empañado por la aparición de estas molestias.

Evidentemente, ni el Partido Popular ni el PSOE son jardines (aunque a sus dirigentes les guste mucho meterse en ellos); así como Rubalcaba y Rajoy tampoco son jardineros. Sin embargo, la metáfora está clara: los partidos están infectados por la corrupción, y son ellos mismos -con la urgencia ciudadana- los que han de limpiarse.

Todo esto no ha hecho más que acrecentar una crisis política derivada del hastío ciudadano por los recortes de los sucesivos gobiernos. Al cansancio generado por la situación económica, hemos de añadir el derivado de los patinazos de nuestros dirigentes y los casos de corrupción. Los ciudadanos comienzan a desconfiar de la política. Además, surgen nuevas iniciativas que llaman a terminar con el bipartidismo. Nuevos partidos, movimientos, mareas… que reclaman una renovación.

Es en este contexto en el que podemos enmarcar el libro que vengo a reseñar hoy. Los años que vivimos PPeligrosamente (Plaza & Janés, 2014) es el título del primer libro de Cristina Pardo, periodista de La Sexta, a quien conocemos por sustituir a Antonio García-Ferreras al frente de Al Rojo Vivo durante sus vacaciones.

La reportera ha escrito un libro satírico, irónico, ácido en algunas ocasiones; en el que habla de su trabajo. Su trabajo no podría tener mayor interés si no fuera porque es la encargada de cubrir al PP para su cadena. Un trabajo que, a raíz de la victoria del 20-N de 2011, está en auge. En él se mezclan anécdotas, opinión, análisis y hechos que todos conocemos. No es ningún reportaje de investigación lo que encontraremos en sus páginas, sino un reflejo de la situación por la que está pasando la credibilidad política de España.

No es un lenguaje literario, ni culto o formal el que utiliza. Tampoco emplea un registro meramente periodístico, como cabría esperar. Cristina Pardo consigue mostrarnos la realidad de la primera fila política de España a través de un lenguaje coloquial. Leer el libro es una delicia, porque básicamente sientes que te lo está contando directamente en la terraza de un bar. Ello no quiere decir que no sea inteligente o mordaz, pues ambas cualidades están presentes en la redacción del libro.

En una parte del libro, Cristina Pardo dice que algún dirigente del PP avisa del ppeligro que tiene esta reportera. Y no es para menos. Sin ir más lejos, hoy mismo le preguntaba directamente a Ignacio González (presidente de la Comunidad de Madrid) si hay caja B en el PP de Madrid. Sin miramientos ni buscar una “corrección política”: algo que agradecemos los que estamos cansados de eufemismos y neolengua.

Los años que vivimos PPeligrosamente no es tampoco un compendio del Caso Bárcenas, aunque no son pocas las páginas que le dedica a hechos relacionados. Es interesante leer a alguien que vivió de primera mano la explicación de Cospedal en lo referente a los pagos del PP a la Seguridad Social. O cuando ella misma le preguntó a Rajoy si existían sobresueldos en el Partido Popular y él respondió irónico “sí, hombre”.

Pero también es interesante el seguimiento que hace del Ejecutivo los viernes durante la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros. Y cómo la vicepresidenta ignora su mano alzada. Tanto es así, que en los dos años de legislatura, sólo ha conseguido preguntar en cuatro ocasiones. Se lo toma con humor, pero me quedo con una frase que al leerla me mató:

Moncloa cambió de forma unilateral el acuerdo no escrito sobre las preguntas en las comparecencias del presidente junto a otro mandatario internacional. Al parecer, lo hizo por quejas de otros compañeros. El nuevo sistema obligaba a los periodistas a inscribirse en un registro, y la secretaria de Estado de Comunicación decidiría quién preguntaría. El sistema cambió posteriormente debido a las críticas, y sería la “buena voluntad” del Ejecutivo quien decidiría a dedo entre las manos alzadas.  En un aparte con la vicepresidenta, Pardo le espetó: “¿Con buena voluntad se refiere a lo que ocurre aquí los viernes? Lo digo porque a mí me ha dado la palabra cuatro veces en dos años”. Directa y concisa.

El libro incluye también sus monólogos en la cena de la Asociación de Periodistas Parlamentarios. Yo me quedo con el primero, en el que se preguntó si Rubalcaba había cambiado la política por Twitter… con él delante.

Los años que vivimos PPeligrosamente no descubre maravillas sobre el caso Bárcenas, la Gürtel o la autoescuela de Esperanza Aguirre. Sin embargo, siempre es interesante conocer los entresijos de la crónica política. Mucha gente piensa que simplemente se dedican a dar a conocer la versión oficial. Pero hay mucho más detrás de las ruedas de prensa y mítines de partido y este libro lo demuestra. No sé si habrá segunda parte de este libro, pero seguro que suscita críticas en el partido conservador. Retomando el principio del artículo, le propongo un título que agradará en PP para su secuela: “Y los ERE, ¿qué?”.

Anuncios

Un comentario en “Los años que vivimos PPeligrosamente

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s