Avería real

Aunque parezca que no se puede ir a peor, la realidad siempre supera a la ficción. Efectivamente, por quinta vez en medio año, uno de los aviones que el Ministerio de Defensa fleta para el traslado de mandatarios españoles, se ha averiado. En esta ocasión, se trata del avión que traía al rey de visitar a “los amigos del Golfo”. Junto a él, también se encontraban Ana Pastor (Fomento), José Manuel Soria (Industria), José Manuel García-Margallo (Asuntos Exteriores) y Pedro Morenés (Defensa).

Los cinco se encontraban en una expedición junto a varios empresarios españoles, destinada a cerrar varios tratos y a fomentar la inversión en España. No en vano fueron allí promulgando la recuperación económica y que lo peor de la crisis ya había pasado.

El problema surgió cuando el avión se disponía a despegar desde Kuwait para dirigirse a Valencia (donde el rey tenía que presidir la final de la Copa del Rey). Se detectó una avería en el motor que obligó a retrasar la salida del avión una hora. Nada grave, de no ser porque se trataba de otro fallo más que añadir al historial de los aviones del Gobierno español.

(c) EFE

El calvario comenzó el pasado noviembre. El 25 de ese mes, el príncipe Felipe tenía previsto viajar a Brasil, para inaugurar un foro empresarial en São Paulo. Sin embargo, una avería retrasó la salida… Que no se produjo, finalmente. Tras siete horas intentando solucionar el incidente, fue imposible que el príncipe saliera a encontrarse con los empresarios en Brasil. “Era un viaje muy interesante”, declaró a los medios.

Lo que podía tratarse de un hecho aislado, pareció convertirse en una costumbre. Apenas dos meses después, el Príncipe volvió a sufrir un retraso provocado por otra avería. En esta ocasión, se dirigía a la toma de posesión del presidente de Honduras. Tras una escala en Santo Domingo y reanudar el viaje, el piloto vio que había una irregularidad en el indicador del aceite y decidió dar la vuelta. Ocho horas de espera en la capital de República Dominicana fueron suficientes para reparar el avión y permitir que la expedición española llegase a Tegucigalpa.

Pero no todo iba a quedar en Zarzuela. El 7 de marzo de este año, fue Rajoy quien se vio obligado a volver a Dublín. Tras la famosa convención del Partido Popular Europeo, en la que Bono -el cantante- pidió promover el turismo a España, Rajoy montó en su avión para tener que retrasar su vuelta. Defensa tuvo que enviar otro Falcon a recoger a la delegación del PP que había viajado hasta Irlanda al cónclave conservador, al que asistieron, entre otros, Merkel o Barrosso. Ya sabíamos que Rajoy no tiene demasiada suerte en lo que a volar se refiere.

Apenas quince días después, la mala suerte se volvió a cebar con la Casa real española. Fue en República Dominicana, pero no fue el Príncipe: en esta ocasión fue la Reina. Volvía de una visita de cooperación a Guatemala, y el Airbus en el que viajaba se aterrizó para repostar. La avería tampoco fue de gran importancia, por lo que el retraso fue mínimo.

Cinco, como ya hemos dicho, hasta la fecha son los incidentes que estos aviones han tenido. Y no es para menos. Cuando se compraron los Airbus, ya tenían sus años. El Gobierno de Aznar los adquirió de segunda mano a Francia, con 12 y 13 años de antigüedad. El desembolso fue de 172 millones por ambos, creando cierto resquemor: comprándolos a la propia empresa, con tecnología más avanzada, el gasto se habría reducido en 60 millones. Sería que Aznar todavía no había pillado el cambio de pesetas a euros.

El ministro de Defensa, afectado de esta última avería, destacó que tan solo son problemas de imagen y que “no se salen de ningún tipo de normalidad estadística”. Algo raro habrá para que tres aviones gubernamentales se estropeen cinco veces en medio año.

Quizá los aviones que se averían no sean sino una metáfora de España. Se resisten a aguantar a una monarquía en declive y a un Gobierno que los engaña. Menos mal que los aviones sólo hay que comprarlos nuevos, no convencerlos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s