Espe se va a los Toros

17 días. Eso es lo que ha tardado la lideresa del Partido Popular madrileño en volver a saltar a la palestra mediática. Esta vez no ha atropellado ninguna moto de una figura de la autoridad, directamente ha “atropellado” a miles de españoles.

Esperanza Aguirre afirmó durante su pregón que daba inicio a la feria taurina de Sevilla que el 2014 está siendo su año “más temerario”, y que se daba miedo a sí misma. Y no es para menos. Siguiendo esta afirmación, Aguirre soltó algo que ha causado polémica: los antitaurinos lo son porque son “antiespañoles”, ya que “los toros simbolizan mejor que nada la esencia misma de nuestro ser español”. Y lo dice alguien que afirma que el amor a los Toros (con mayúscula) se lo transmitieron después del amor al cristianismo y a la Patria.

Ahora Espe se va a los Toros (Álvaro Celorio y @Haaltg)

Ahora Espe se va a los Toros (Álvaro Celorio y @Haaltg)

Posteriormente, Esperanza Aguirre matizó lo que había dicho en su cuenta de Twitter (@EsperanzAguirre). Sólo “algunos” antitaurinos lo son por ser “antiespañoles”. Como me comentaba un amigo en Twitter, ¿qué somos el resto de antitaurinos? Yo soy de la opinión de que, para Esperanza, todos somos agentes de Movilidad y no lo sabemos. O de UPyD.

Partidos como EQUO o PACMA se han quejado públicamente de las afirmaciones de Esperanza Aguirre, ya que no se ajustan con la realidad. Y no es para menos. Según datos recogidos por la empresa ICSA-Gallup en diversas encuestas realizadas con el paso de los años, en torno al 70% de la población española no siente ningún interés por el toreo. En el 2002 se trataba del 69% y solo cuatro años después, el 72%. La empresa no ha realizado encuestas posteriores para comprobar el interés de los españoles.

De hecho, si hacemos caso a los datos, ni siquiera en Andalucía -donde Esperanza hizo gala de su amor por los Toros (siempre con mayúscula)- hay un interés desmedido por la tauromaquia. El 64% de la población (ligeramente por debajo de la media) afirmaba en 2002 que los toros no le interesaban “nada”.

Pero a Esperanza eso le da igual. Las redes sociales son casi un territorio natural para esta política tan versátil. Si ya había matizado lo que dijo en su pregón, se apresuró también a reafirmarlo con nuevos tweets. En ellos remarcó el carácter emotivo “imposible” de explicar de esta Fiesta “que es cada vez más universal”, en palabras de la propia Aguirre. Y terminó su alegato afirmando de nuevo que los antitaurinos son antiespañoles que quieren prohibir los Toros -ojo, la mayúscula- por decreto.

Pero los tweets no acabaron aquí. El humorista y actor Dani Rovira ) le espetó a la lideresa si “me va a decir usted lo que siento yo por España”. Esperanza Aguirre siguió en sus trece, y para salir del paso felicitó a Rovira por el éxito de Ocho apellidos vascos. Ya sabemos que Aguirre, y lo dice ella, es “muy simpática”.

La líder del PP madrileño ha vuelto a copar las portadas, tweets, tertulias y programas diversos que versan sobre política. Hay quien pueda pensar que todo esto no es otra cosa que una cortina de humo por su reciente incidente, del que ya hablé en su día. La última noticia que habíamos tenido es que el caso ya estaba judicializado en un juzgado de instrucción, quien determinaría si se había cometido una falta o un delito. Hoy hemos conocido que no sólo eso, sino que Esperanza Aguirre no entregó todos los papeles que le requirieron los agentes de Movilidad.

Aguirre, en su nerviosismo por irse, sí entregó el carnet de conducir. Sin embargo, para terminar de tramitar la denuncia, eran necesarios el permiso de circulación, la tarjeta de la ITV y la documentación del seguro. Entre el montón de papeles que dio, éstos no se encontraban.

Lo curioso del caso es que ha sido alguien de su propio partido quien ha desmentido lo dicho por Aguirre. Se trata de Diego Sanjuanbenito, concejal de Medio Ambiente y Movilidad del Ayuntamiento de Madrid: el jefe de los agentes. En un pleno ordinario, ha dado las explicaciones que los afectados le transmitieron, que incluían la falta de los documentos requeridos. Por ello, los agentes de Movilidad, junto al apoyo de la Policía Municipal y la Guardia Civil que escolta a la expresidenta de la Comunidad de Madrid, se presentaron en su casa para terminar de rellenar el parte de la denuncia.

Siempre que hablo de Esperanza Aguirre me viene a la mente esta viñeta de Manel Fontdevila. Siempre consigue librarse de todos los escándalos y salir impune. Quizá salga en limpio de este caos de tráfico y antiespañoles, pero que el propio Ayuntamiento haya desmentido sus afirmaciones la deja en mal lugar para convertirse en la candidata al Consistorio de la capital. Aunque nunca ha dicho ni que sí ni que no quiere presentarse, sería la candidata con mayor aceptación (más que Botella o Cifuentes, la otra mujer en liza), según las encuestas que maneja el Partido Popular. Pero ella es así, impredecible. De momento, y hasta que la tormenta escampe, Espe se va a los Toros.

Anuncios

Un comentario en “Espe se va a los Toros

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s