Campaña desESPErada

A pesar de que te puedas encontrar en las antípodas ideológicas, con muy pocos puntos en común; es muy posible que te apasione su figura. Cuando menos, es llamativa y ha permanecido durante mucho tiempo en la primera línea de la política nacional.

A mí siempre me ha resultado una persona llamativa, una política de raza. O al menos, eso aparenta. También me encantaría entrevistarla, aunque sea para salir escaldado por ella. En efecto, Esperanza Aguirre es todo un personaje. Y digo personaje porque hace tiempo que a Esperanza se la tragó Espe. La exministra de Cultura y expresidenta del Senado siempre será recordada por perlas como “el hijoputa”, por aparcar donde no debe o por llamar antiespañoles a quienes están en contra de la tauromaquia.

Esperanza, desesperada

Pero Esperanza Aguirre es todo un animal político, y siempre consigue llenar titulares. Lo quiera o no. Pese a que, tras su sonada dimisión de la presidencia de la Comunidad de Madrid, Aguirre afirmó que su deseo era retirarse de la primera línea política; es un hecho que sigue estando ahí, como presidenta del poderoso PP madrileño.

Espe sigue controlando los entresijos de la política madrileña y nacional. Si bien ha criticado las bicefalias (que el líder de un partido sea diferente del candidato a la presidencia del Gobierno), ahí sigue. Aguantando escándalos como el del alcalde de Brunete, solo por mencionar el más reciente. Se especuló mucho sobre la salida de Aguirre del Gobierno regional, apenas un año después de su reelección. La versión oficial eran motivos personales, relacionados con el cáncer que sufrió. Sin embargo, hay quien dice que lo hizo para ahorrarse un desgaste político derivado de la crisis y del control por parte del PP del Ejecutivo central. No en vano, a Ignacio González le han caído bastantes chaparrones encima: desde la huida de Eurovegas hasta la debacle de Madrid 2020; pasando por el fiasco en la negociación de un nuevo modelo de financiación autonómica.

El caso es que la lideresa sigue dando mucho de qué hablar. Y esta vez, parece que el PP ha sacado toda la artillería. El causante, claro está, es Pablo Iglesias, politólogo y eurodiputado de Podemos.

Con respecto a Podemos, hay dos vertientes en el Partido Popular: los que no quieren ni mencionarlo, como María Dolores de Cospedal (que se muestra muy esquiva, recordándonos a cuando no quería ni mencionar a Bárcenas); y los que no paran de atacarlo, como la vicepresidenta Sáenz de Santamaría o nuestra destacada Esperanza.

Los insultos y descalificaciones son constantes. Muchos piensan que la actuación es inadecuada, que únicamente le hacen la campaña al nuevo partido. Otros opinan que la reacción está muy estudiada, y lo que quieren es fragmentar aún más a la izquierda para que su opción sea más sólida. También los hay que creen que es una forma de movilizar a su electorado, que se quedó en casa en las europeas (al suyo o incluso a un potencial centro, desencantado con la derecha del PP, que votaría al PSOE por temor a los rojos comunistas de Podemos).

Siendo maliciosos, podríamos ver otras intenciones tras las declaraciones de Aguirre. En su apasionado cruce de acusaciones con Iglesias (que tuvo su máximo esplendor en LaSextaNoche, a expensas de que Esperanza acuda en septiembre a La Tuerka) podríamos ver una campaña encubierta. No contra Iglesias, sino a favor de Aguirre.

Todas las encuestas internas del PP dan a Aguirre como la única opción ganadora a la alcaldía de Madrid. Frente a Botella y Cifuentes, es la única con posibilidades de hacerse con la alcaldía (en peligro, y más ahora, con la irrupción de Podemos).

Aguirre podría estar utilizando estas declaraciones como precampaña electoral al Ayuntamiento de la capital. Y podría conseguir su objetivo: el PP parece que va a perder la comunidad, sea cual sea el cartel electoral. Eso sí, la ambición rubia podría mantener la capital, o al menos dejar en un buen puesto al PP madrileño.

Sean cuales sean sus intenciones, sin duda Esperanza Aguirre está de nuevo en la diana mediática. No habrá perdido la esperanza en la política.

Anuncios

Un comentario en “Campaña desESPErada

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s