Comienza la campaña de la incertidumbre en Reino Unido

Cualquier escenario está abierto en Reino Unido de cara al referéndum sobre su pertenencia a la Unión Europea que se va a celebrar el próximo 23 de junio. Las encuestas mostradas la última semana son un buen reflejo de esta incertidumbre: el Financial Times revela un país partido en dos al respecto. El 43% de los votantes apoyaría la permanencia, frente al 42% que preferiría que Gran Bretaña siguiera su propio camino. Entre medias, un 15% de indecisos capaces de inclinar la balanza a un lado o a otro. Y no es un fenómeno aislado: si echamos un vistazo a las últimas encuestas publicadas, cada vez es menor la brecha entre ambas opciones y más son los sondeos que dan por ganadores a quienes quieren abandonar la UE.

El Ejecutivo conservador liderado por David Cameron ya se ha puesto manos a la obra apoyando la campaña de Britain Stronger in Europe (Gran Bretaña más fuerte en Europa), frente a la campaña a favor del no representada por Vote Leave (Vota abandono).

El pasado 7 de abril comenzó el envío a miles de hogares británicos de un panfleto titulado Por qué el Gobierno cree que votar para permanecer en la Unión Europea es la mejor decisión para Reino Unido. El documento resume el acuerdo al que llegó Cameron con los otros veintisiete jefes de Estado y de Gobierno de la UE el pasado 19 de febrero. Es decir, Gran Bretaña no se unirá al euro, no formará parte de una futura mayor integración política, mantendrá su control de las fronteras y también restringirá el acceso a ayudas a ciudadanos de países miembros de los veintiocho.

Nigel Farage, líder del euroescéptico partido de extrema derecha UKIP, devuelve el folleto en protesta

Sigue leyendo

Anuncios