¿Encuestas? No, gracias

Publicado originalmente en El Correo el 22/06/2016

Sonrisas irónicas. Si están en grupo, también intercambian miradas cómplices cuando se les pregunta acerca del tema. Los británicos se toman las encuestas como una especie de chiste interno, algo que solo ellos pueden entender. No es para menos: los estudios de opinión llevados a cabo de cara al referéndum de independencia de Escocia de 2014 y los realizados previamente a las elecciones generales de 2015 fallaron estrepitosamente.

Las encuestas se han convertido en un aspecto fundamental de las democracias alrededor del mundo. Conocer la opinión de la gente resulta clave para partidos políticos, administraciones públicas y medios de comunicación. Por eso es frecuente que, en períodos inmediatamente anteriores a las elecciones, se produzcan verdaderas avalanchas de sondeos intentando adivinar el escenarios que surgirá de la cita con las urnas. Reino Unido no se queda al margen, después de tres años de citas decisivas con las urnas. 2016 marcará su permanencia o no dentro de la Europa de los 28.

El sondeo más fiable, tanto por el tamaño de la muestra como por el instituto que lo lleva a cabo, el Centro Nacional de Investigación Social, indica que el campo de la permanencia ganará con una diferencia de seis puntos (53% frente a 47%), aunque todo queda en el aire. El resto de encuestas muestran una situación bastante igualada, con un 6% de indecisos que inclinarán la balanza a un lado u otro, según la aplicación del ‘Financial Times’ que realiza el seguimiento de las estudios de opinión al respecto. Durante el último mes, los sondeos mostraban al campo del ‘Leave’ (abandonar) a la cabeza, a veces con una ventaja de diez puntos sobre el bloque de ‘Remain’ (permanecer). Sin embargo, la primera encuesta de Survation para el ‘Mail on Sunday’ después del asesinato de la diputada laborista Jo Cox mientras hacía campaña por el ‘in’, cambió la tendencia hacia una victoria de los partidarios de permanecer en la UE con un 45% a favor frente al 42% en contra. El 13% restante, indecisos y ciudadanos que anunciaron que no votarán el 23-J.

clocv-4wqaeg3rb
Monjas votando durante el referéndum de permanencia

Sigue leyendo

Anuncios