El Partido Burbuja

Casi nueve meses después de la dimisión de Pedro Sánchez, la gestación de un nuevo secretario general llega a su fin. Pero el parto va a ser complicado y va a dejar a la formación dividida en dos. Ya se vio el pasado lunes durante el bronco debate entre candidatos en el que Pedro y Susana se arrojaron mutuos reproches y Patxi López intentaba que se le escuchara. En el PSOE, se lanzan rosas sin espinas… pero con cuchillos.

Leía hace unos días El filtro burbuja, un libro de 2011 en el que el autor advertía de los peligros de los algoritmos de las grandes empresas de internet (Google, Facebook, Amazon…). Al mostrarnos solo contenidos afines a nuestros gustos y pensamientos, generan el “sesgo de confirmación”. Es decir, sólo consumimos contenido que sustenta lo que ya pensamos.

Terminé la lectura con una sensación de déjà vu: llevaba tiempo dándole vueltas a una idea similar mientras seguía las primarias del PSOE. Veía a los socialistas como si se tratara de aquella película, El chico de la burbuja de plástico, donde un niño vivía aislado dentro de una burbuja para no morir por los gérmenes del exterior.

candidatos-secretaria-general-psoe-ferraz_1026507513_7566407_1020x574

Los tres candidatos a la Secretaría General del PSOE, antes del debate. EFE.

Es por eso que no dejaba de sorprenderme la facilidad con la que antiguos dirigentes sustentan la candidatura de Susana Díaz a la secretaría general. González, Zapatero, Rubalcaba, Bono… Todos apoyan a la presidenta de la Junta de Andalucía para que se haga con el poder absoluto. A todos los une la esperanza de que reconstruya un partido dividido desde antes de la salida de Zapatero de la Moncloa en 2011. Y ella se ha dejado querer después de casi tres años de amagos y pasos en falso para cruzar Despeñaperros.

También sorprenden los bandazos ideológicos de Pedro Sánchez (aunque no es el único) en la carrera por el liderazgo socialista. Fascina, sobre todo, cómo ha conseguido convertirse en el mártir de la izquierda. Después de ser despojado de los laureles de secretario general y de lanzarse a la carretera en su coche (más o menos), recabó más de un tercio de firmas de la militancia para convertirse en el verdadero adalid del socialismo y del “no es no” a Rajoy tras la abstención.

No sorprende, sin embargo, que Patxi López no haya podido entrar en ese juego de dos. La batalla encarnizada entre susanistas y sanchistas no ha dejado espacio para una tercera vía. López fue el primero en dar el paso, intentando cortar el paso a Pedro Sánchez y conseguir todo el apoyo que el madrileño tenía entre los militantes. No son pocos los que sugieren que, en realidad, la candidatura de López no es sino una treta para dividir el voto al ex secretario general y asegurar la victoria de la andaluza. Y más después de un debate en el que ambos lo atizaron sin compasión (¿Qué es una nación?).

Que Susana Díaz sea la esperanza blanca del PSOE da mucho que pensar. Al menos, de puertas para adentro. Una candidata que gana en Andalucía (sólo se ha presentado una vez como cabeza de lista), ¿puede ganar en el resto de España? ¿Puede ser secretaria general una mujer a la que se ve como centro de todas las intrigas que tumbaron al secretario general? ¿Que está mejor vista por los votantes de derechas que por los de su propio partido?

No es muy esperanzador tampoco ver que Pedro Sánchez parte con muchas posibilidades de auparse de nuevo a un cargo al que llegó para calentar el asiento (a Susana, precisamente). En 2014, era el candidato con el programa más a la derecha de los tres que aspiraban a la Secretaría General. Madina era visto como un izquierdista peligroso y Pérez Tapias, de Izquierda Socialista, no tenía posibilidades. Las vueltas que da la vida: hoy Madina apoya a Susana y Pérez Tapias, a Sánchez.

Sánchez y Susana parecen la solución para un problema que ellos mismos generaron. Entonces, cabe preguntarse si en realidad al Partido Socialista no lo han sustituido por el Partido Burbuja. ¿Cuál de ellas lo define más: la barrera que lo aísla del exterior, o el filtro que impide que vea la realidad y sólo confirma lo que ya piensan? Probablemente sean ambas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s