Mas preoCUPado

Saltaba la noticia sobre las cuatro de la tarde: la CUP, tres meses después de las elecciones que marcaron un antes y un después en Cataluña, ha rechazado apoyar a Artur Mas como nuevo president de la Generalitat. Su decisión supone la celebración de nuevas elecciones en primavera, como pronto el 6 de marzo. Si el pasado fue el año que vivimos electoralmente, estamos cerca de que este sea parecido.

Los comicios gallegos y vascos ya estaban apuntados en el calendario, y ahora, salvo movimientos de última hora in extremis, también las catalanas. Y todo esto sucede en plena resaca electoral de las generales del 20D que han provocado el escenario más fragmentado e incierto de la historia democrática.

Artur Mas, ¿candidato?

Artur Mas, ¿candidato?

Sigue leyendo

Anuncios

Victoria pírrica

Pirro, rey de Epiro, mantuvo durante toda su vida una larga guerra contra los romanos. Ganó varias batallas importantes, aunque también fue derrotado en varias ocasiones. La batalla de Heraclea, en el 280 a.C., supuso para Pirro una gran victoria sobre los romanos… Aunque con pérdidas para sus fuerzas de casi cuatro mil hombres y algunos de sus colaboradores más cercanos entre ellos.

Esto es lo que se denomina como victoria pírrica. Cuando, pese a haber conseguido la victoria, no se puede considerar como tal tras dejar en el camino elementos tan importantes. Esto es lo que ha ocurrido en Cataluña.

Artur Mas, líder de Junts pel Sí, ha ganado las elecciones autonómicas al Parlament. La candidatura unitaria (CDC, ERC y algunos movimientos sociales independentistas como Ómnium o la Asociación Nacional Catalana) consiguió 62 escaños frente a los 25 de la segunda fuerza, Ciutadans. ¿Pero es realmente una victoria?

Fuente: Europa Press

Sigue leyendo

Animal político

En su Política, Aristóteles definió al hombre como un animal político. Esto es, social por naturaleza. Basaba sus ideas en la existencia del lenguaje (lo que permitía la efectiva comunicación -inútil, en el caso de que el hombre no tendiese a relacionarse en sociedad-) y en los “conceptos morales” que permiten el desarrollo de la vida en el ámbito social. De hecho, para el filósofo griego (estagirita) el Estado surge por la propia naturaleza social del hombre. Es el espacio donde se dan sus relaciones y es el encargado de velar que el hombre consiga realizarse y ser feliz.

Esto no es otra cosa que un resumen -muy resumido- de algunas de las ideas que Aristóteles desgrana en los ocho libros que conforman su Política. La idea principal es que reside en la naturaleza de los humanos el relacionarse con otros miembros de su especie. Es en sociedad donde el hombre puede desarrollarse.

Muchos siglos más tarde, autores como Hobbes (Homo homini lupus) desmentirían esta idea y verían al hombre como un ser despiadado y al Estado como el Leviatán encargado de salvaguardar la propiedad privada.

Hemos acudido, quizá sin saberlo, en estos días a un ejercicio de POLÍTICA (así, en mayúsculas) en toda regla. Volviendo a la antigua Grecia, la política era lo referente a los asuntos de la ciudad (la polis) en la que tomaban parte todos los ciudadanos. Pues la política ha vuelto.

Resultados del referéndum escocés. Fuente: RTVE.es

Sigue leyendo