Corbyn no es profeta en su tierra

Publicado originalmente en El Correo 04/07/2016

“Hice todo lo que pude”. Así respondió un abatido Jeremy Corbyn, líder del Partido Laborista, a los reproches durante las marchas del Orgullo gay en Londres. Varios manifestantes pidieron su dimisión después de su tibia participación en la campaña por la permanencia. Algunos medios, incluso, se hicieron eco de los rumores que sugieren que habría votado por el ‘Leave’.

Contestado desde un principio, su grupo parlamentario promovió una moción de no confianza hacia su liderazgo -la cual perdió con el 81% de los votos en contra-. Su victoria se basó en el apoyo de los sindicatos y jóvenes atraídos por su mensaje. Sin embargo, no ha sabido salvar la distancia de las bases del partido, recelosas del escoramiento a la izquierda, y de un electorado que no confía en él como futuro primer ministro: gusta la música, pero no el intérprete. El resultado más llamativo ha sido la victoria del ‘Out’ en territorios que, históricamente, eran feudos laboristas.

Jeremy Corbyn, líder de los laboristas

Sigue leyendo

Anuncios