El verano del amor

En fechas recientes se publicaba una encuesta bastante interesante. En ella, el 30% de la muestra afirma que estaría dispuesto a abandonar a su pareja por un romance de verano. Y también constata que los castellano-manchegos y los andaluces son los más infieles. Ya se sabe aquello de que para hacer bien el amor, hay que ir al sur.

Pero ese no es el tema que vengo a tratar, ni mucho menos. Aunque tiene que ver con el amor y el verano. Porque por amor se pueden hacer las mayores locuras, incluso entre los políticos. No se explica si no el hecho de que Mariano Rajoy nombrara a José Ignacio Wert nuevo embajador ante la OCDE, casi con nocturnidad y alevosía, aprovechándose del último Consejo de Ministros del curso político (en el que la Presentación de los Presupuestos copó gran parte de los titulares).

Sigue leyendo

Anuncios

Democracia

Democracia

(Del gr. δημοκρατία).

  1. f. Doctrina política favorable a la intervención del pueblo en el gobierno.

  2. f. Predominio del pueblo en el gobierno político de un Estado.

Una definición de diccionario (RAE) probablemente no sea la mejor forma de acercarse a nuestro sistema político. Sin embargo, sí es un buen punto de partida.

Hay dos palabras muy importantes que se repiten en ambas acepciones del concepto: “pueblo” y “gobierno”. Probablemente sean las partes más definitorias de este término y que más hay que tener en cuenta.

Entonces, ¿qué problema hay con que el Gobierno griego convoque un referéndum para suscribir o no el tratado de un nuevo rescate? No en vano es este país la cuna de la democracia. Ni tampoco hay que negar que el gobierno de Syriza recibió el mandato del pueblo griego (al ganar las elecciones a un paso de la mayoría absoluta) de mejorar sus condiciones.

Sigue leyendo

El año que vivimos electoralmente

Estamos en campaña. Más que de costumbre, por supuesto. En política, el desgaste y la promoción es un continuum. Afortunadamente, durante aproximadamente tres años, el ambiente es soportable. Hasta que la inmediación de las elecciones crispa más a políticos que a ciudadanos.

Candidatos, eventos, promesas, (pim pam) propuestas y besos a recién nacidos de por medio. Las campañas electorales son agotadoras: tanto para los aspirantes como para los cada vez más hastiados votantes. Y este año resulta bastante preocupante: el uno de enero comenzó una carrera que mucho no podremos soportar. Y no porque tengamos que hacer una “parada técnica”, como ilustran en El País (el tweet es real); sino porque es posible que emigremos antes de llegar a las generales.

Sigue leyendo

Los años que vivimos PPeligrosamente

“Y los ERE, ¿qué?”. Cualquier persona -no muy- ducha en actualidad política sabrá que el debate sobre la corrupción que ensombrece España se suele basar en un y tú más. Muchos políticos parecen ajenos al hecho de que los ciudadanos reclamemos mayor transparencia y honradez políticas; que queramos saber qué hacen con un dinero que nos pertenece al conjunto de los españoles.

La corrupción y la decencia no entienden de colores, siglas o partidos políticos. La mala hierba crece en los jardines más cuidados, y es la responsabilidad de los jardineros que ésta no estropee la belleza de su jardín. Que no termine con su trabajo. Que quienes contemplan el esfuerzo de estos trabajadores no lo vean empañado por la aparición de estas molestias.

Evidentemente, ni el Partido Popular ni el PSOE son jardines (aunque a sus dirigentes les guste mucho meterse en ellos); así como Rubalcaba y Rajoy tampoco son jardineros. Sin embargo, la metáfora está clara: los partidos están infectados por la corrupción, y son ellos mismos -con la urgencia ciudadana- los que han de limpiarse.

Sigue leyendo

Espe se va de marcha

Parodiando esta mítica película de los años 90, quizá sin intención, Esperanza Aguirre consiguió atraer la atención de todos los medios. El día 3 de abril era un día apacible en la ciudad de Madrid. El ajetreo, común, de cientos de personas caminando y miles de coches circulando por la Gran Vía fue interrumpido por un “evento” protagonizado por la lideresa.

Espe se va de marcha, y es literal. Tras aparcar su coche (el ya conocido Toyota Versus de color blanco) en un carril bus para acudir a un cajero, y el agente de Movilidad intentar ponerle la correspondiente multa; Esperanza Aguirre hizo caso omiso de la orden de detenerse, metió primera y salió. El vehículo de la presidenta del Partido Popular derribó en su huida la moto del agente de Movilidad, lo cual fomentó la persecución.

 

Espe se va de Marcha. Álvaro Celorio y @Haaltg

Espe se va de Marcha. Álvaro Celorio y @Haaltg

Sigue leyendo